Tú conmigo, Yo contigo

Siempre he sido cercana a mis mascotas, me gustan mucho los animales y con el tiempo he aprendido a amarlos más, no son solo una compañía en nuestras vidas, no son un adorno más y sin duda no son simples objetos que adquirimos para tenerlos en casa sin brindarles mayor importancia; son un miembro más de nuestra familia y como tales debemos quererlos, respetarlos y darles su lugar.

No comprendo los hogares que tienen mascotas y no se ocupan de ellas, pienso que el tener una implica una seria decisión y si no estás dispuesto a abordarla es mejor abstenerse. Desde el momento en que eliges tener una debes saber que:

  • Demanda de un presupuesto adicional ya que es una boca más que alimentar, un paciente que llevar al médico.
  • Debemos velar por su seguridad.
  • Estamos en la obligación de atender sus necesidades (sacarlos a pasear, son animales libres no deben estar confinados al interior de una casa).
  • Es básico dedicarles tiempo y paciencia.
  • Sobre todo debemos brindarles amor pues el que recibiremos de ellos es incalculable.

No exagero al referirme a ellos como un integrante más de nuestra familia pues así es y es muy enriquecedora su presencia ya que recibimos de ellos incluso más de lo que damos, por ejemplo la incondicionalidad y la alegría interminable cada vez que nos vemos.

Debemos respetar a quienes no gustan de las mascotas y eso nada de malo tiene por el contrario poco respeto siento por quien las tiene y no las sabe cuidar, asimismo a quienes no les agraden los animales debe respetarnos de la misma forma en que nosotros lo hacemos y comprender lo que significan para quienes los acogemos. No puedo comprender el mal que hacen con simples imputaciones, mofándose o ridiculizando cualquier acción de caridad que tengamos con los animales callejeros con comentarios cómo: “hay tanta gente que no tiene que comer y ustedes alimentando a animales” o “llora por un ser humano no por una mascota”, personalmente soy incapaz de comparar o decir que la vida de un ser humano es inferior a la de un animal pero existen varias instituciones benéficas que ayudan a las personas y muy pocas a los animales y por último en la calle vemos a muchísimas personas que se encuentran en esa situación por costumbre y pocas ganas de querer trabajar (no generalizo) mientras que los animales son indefensos y en muchos casos se encuentran deambulando por irresponsabilidades humanas; en todo caso el amar y ayudar a estos animalitos no nos hace malas personas ni indolentes con la pobreza y desgracia humana simplemente sabemos reconocer la importancia que tienen las mascotas y animales en la vida de una persona.

Tengo una Schnauzer de 8 años, es preciosa, tiene tremenda personalidad; desde pequeña se impone con mucho ímpetu en cualquier situación,  es extremadamente familiar tanto que puede dejar de comer por días si uno de los integrantes de la familia no se encuentra presente, mis dos hermanos hace poco se independizaron de casa y es muy notoria la falta que ellos causan en ella, cada que los ve los recibe con una emoción sin igual y su rabito que no para de tambalear; su felicidad al verlos es proporcional a la tristeza de cuando los ve marchar. A mi madre nunca le gustaron las mascotas, si antes las tuvimos no fue por su voluntad sino por complacernos pero desde la llegada de Malú las cosas cambiaron por completo y en extremo, se convirtió en la niña de la casa, es decir mi hija de 4 patas, la nieta para mis padres y la sobrina para mis hermanos y es que su presencia unió mucho más a la familia, es el ser que cada día nos hace reír con sus juegos ya que no perdona que alguien al terminar de comer se levante de la mesa y lo convierte en su víctima de juego sin quedarse tranquila hasta que se la persiga por 10 minutos con un hueso que lleva en su boca eso nos hace querer permanecer mucho tiempo sentados sino ¡ya sabemos a lo que nos atenemos!; entiende absolutamente todo lo que le decimos y no ha recibido entrenamiento solo mucho amor y atención, no sabemos en realidad si ella entiende nuestro idioma o nosotros el suyo ya que con solo verla o interpretar sus gestos sabemos lo que ella quiere o qué es lo que le sucede; llegada la noche al ponerle en algunas ocasiones su pijama es ella quien alza sus patitas a manera de ritual metiendo cada una por la manga que toca; en la mañana sabe a quien despertar y a quien no asimismo cuando hace sus travesuras sabe de quien esconderse y es que reconoce muy bien a quien perjudicó, no hay manera de engañarla cuando se trata de la hora del baño ni tampoco ella nos deja pasar la hora del paseo, es uno más de la familia y todos la amamos de la misma manera.

Hace una semana nos enteramos que la niña de la casa es víctima del Cáncer y sé que pocas personas pueden entender la impotencia y el dolor que sentimos; mucho menos entienden que estemos dispuestos a costear esa enfermedad y a organizar nuestros horarios para en su convalecencia cuidarla y es que nadie comprende que un perro, un gato, cualquier mascota es una vida, una vida que ha venido para complementar la nuestra y para convertirse en un integrante más de la familia.

Con la ayuda de Dios, Malú se operará esta semana y saldrá victoriosa de la enfermedad; espero y tengo fe en que por algunos años más siga acompañándonos y velando por nosotros de día y de noche como hasta el día de hoy lo ha venido haciendo.

Dicen que los animales no tienen alma pero al compartir con ellos, recibir su amor y bondad puedo refutar esa teoría.

Lo que te llevas

(Escrito en octubre de 2016)

Cómo avanzar si tan solo el pensarte me bloquea.

Continue reading “Lo que te llevas”

Quererte

El día de ayer mientras dormía pude sentir tu presencia y alegría.

Continue reading “Quererte”

Mucho gusto; fue un honor

Cuando hablamos de muerte o siquiera pensamos en que ella puede llegar por nuestros seres amados, un gran sentimiento de debilidad y tristeza se apodera de nosotros y es porque no sabemos lidiar con la ausencia y no nos permitimos entender que es parte de la vida, parte de lo que Dios ha guardado para nosotros, el hermoso regalo de encontrarnos una vez más y para siempre con los nuestros que antes han partido.

Continue reading “Mucho gusto; fue un honor”

1800 Ya entendí, ¿pero qué hago?

Como fiel creyente de que todo pasa por algo y que si no encontramos la respuesta hoy la encontraremos mañana, me encuentro atravesando una etapa de completa tranquilidad sentimental.

Continue reading “1800 Ya entendí, ¿pero qué hago?”

Debe haber sido amor

Pese a que después del último adiós que anuncié en mi Palomita mensajera (artículo) hubieron un par de encuentros de desesperación, de temor, de no saber cómo seguir; hoy mi mente los ha olvidado y me quedo con ese adiós pronunciado con una mano en alta y una sonrisa a medias.

No hemos vuelto a saber el uno del otro pero hay un hilo invisible conductor que aún une nuestros corazones, este hilo es muy frágil y puede romperse con la simplicidad de un suspiro pero se mantiene porque son muchos años de haber vivido una prolongada, respetuosa y sincera amistad sin ello no existiría este hilo.

Continue reading “Debe haber sido amor”

Cuando la Musa se muda

Después de haber experimentado una caída emocional muy grande en donde abandoné mi tratamiento hormonal por completo, recaí en mis hábitos del cigarrillo, pasaba días trabajando pero sin poder concentrarme del todo, acechada por todos los temores que un ser humano puede albergar, por todas las emociones y sensaciones que generaban una ansiedad interminable, decidí que esta lucha no podría vencerla sola.

Continue reading “Cuando la Musa se muda”

No me queda clara la ocasión

El día de hoy he amanecido con una confusión, no sé si debo desearte feliz cumpleaños o deseármelo a mí porque si bien naciste hace 6 años, debo confesar que llevo el mismo tiempo siendo otra persona.

Continue reading “No me queda clara la ocasión”

Amor de telenovela

En ciertas relaciones he observado que una de las partes les gusta vivir en una telenovela con el drama como protagonista, tienen las riendas de una situación en sus manos pero deciden enredarse y victimizarse, entiendo que hay ocasiones en que tomar una resolución es más complicado que en otras y ciertamente es por lo que se expone pero se supone que si estás convencido de lo que deseas la expectativa de lo que vas a ganar es mucho más amplia que el temor de lo que vas a arriesgar. 

Continue reading “Amor de telenovela”

¡Tan solo es un check!

El otro día estaba viendo una película con mi familia, “Little Boy” para ser precisa y me llamó mucho la atención la “gran lista” que estaba implicada en el filme, son nada más y nada menos que las famosas bienaventuranzas, tareas divinas que te elevan como cristiano, que te convierten en una mejor persona y que desarrolla tu espiritualidad.

Continue reading “¡Tan solo es un check!”

NO! a la primera vez

¿Cuántas veces después de caer podemos levantarnos? estoy segura que serán infinitas pero cómo cuesta volver a empezar.

Continue reading “NO! a la primera vez”

Ya sé por qué nos queremos tanto

De pronto me he puesto a pensar que debí dedicarme a algo referente con el arte puesto que una de las cosas que más disfruto hacer es pintar, hacer manualidades, bricolage jugar con los dedos; con decir que incluso para conciliar el sueño debo tener algo en las manos.

Continue reading “Ya sé por qué nos queremos tanto”

Esa no soy yo

Es cierto que cuando me propongo algo soy capaz de lograrlo si lo hago con confianza y persistencia…pero realmente hay cosas que aunque tenga una sonrisa pintada en la cara y repita mentalmente frases de motivación por más que lo intente sencillamente no puedo, esa no soy yo.

Continue reading “Esa no soy yo”

Mi palomita mensajera

Bastó con leer dos párrafos para entender que el mensaje tenía dedicatoria y que era necesario dejar de herirnos.

Continue reading “Mi palomita mensajera”

1,2,3 o viceversa

Cuando era pequeña mis padres me enseñaron a ser agradecida, por las bendiciones que venían al hogar, por las alegrías que compartíamos, por los obsequios que me daban, por el alimento diario, agradecimientos por finalizar el día, agradecimientos por todo, por lo mucho que gracias a Dios teníamos. Continue reading “1,2,3 o viceversa”

EL huésped que incomoda

El peso del vació si que es una  carga, es tan inexistente pero a la vez tan presencial, es intangible pero a la vez tan físico y es que los síntomas son molestosos:  el alma se siente hueca, el sonido del silencio se hace escandaloso, el corazón se hace puño y un nudo en la garganta no nos deja tragar – lo juro es físico – y con casi nada se puede calmar.

Continue reading “EL huésped que incomoda”

¿Y ahora qué somos?

Recuerdo ese momento en que nos dimos cuenta que éramos inseparables, yo reía contigo y tú reías conmigo, que divertido era saber que podíamos voltear el mundo y seguir de pie. Continue reading “¿Y ahora qué somos?”

El daño que puedes causar

A veces me cuesta pensar que las personas con las que compartimos prácticamente a diario sean capaces de emitir algún comentario o juicio que pueda perjudicarnos o dejarnos en compromiso, me cuesta aun más cuando no hemos dado un motivo para que nos usen como conejillos y cuando tampoco existe un vínculo cercano como para jactarse de eso y emplear nuestro nombre como si fuésemos una fuente de información. No cabe en mi cabeza que cuando hay por lo menos un mínimo de respeto este tipo de comentarios tengan intensiones negativas, deseo creer que solo ha sido un vehículo ingenuo para obtener respuestas sin dimensionar el daño que esto podía causar. Continue reading “El daño que puedes causar”

Compleja sencillez

– ¿En qué momento nos volvimos complicados?¿En qué momento dejamos de ver que las cosas realmente son más sencillas de lo que parecen? – Se dice que los años traen sabiduría, pero observo y pienso, cuando éramos tan solo niños se nos hacía mucho más fácil obtener lo que deseábamos y no es que se trate de que alguien lo hacía por nosotros sino que realmente sabíamos lo que queríamos y teníamos el suficiente valor de pedir nuestro deseo sin tanto rodeo y esto no se reducía solamente a cosas materiales, en cuestión  de afectos había una conciencia clara del significado de un te amo y no existían reparos para decirlo; asimismo carecíamos de complejos y estábamos inundados de seguridad, si queríamos algo íbamos por ello. Continue reading “Compleja sencillez”

Una escalera al cielo

Para Luciana:

Una escalera al cielo quisiera tener para en este día poderte conocer, decirte que te amo aunque no estés. Continue reading “Una escalera al cielo”

El Tornado

Cuando la pena trata de entrar a nuestra vida corremos a sellar las ventanas y a poner cerrojo a todas las puertas. Nos resistimos, sabemos que está allí afuera luchando por entrar, somos conscientes que su poder es tan grande que podría destruir las paredes que nos mantienen a salvo; corremos a escondernos en una nube de pensamientos positivos armando con ellos nuestro escudo para protegernos porque vemos que en cualquier momento las ventanas van a ceder y ese monstruo que batalla en el exterior desea entrar con fuerza avasalladora. Vemos a los dos lados buscando quien puede ayudarnos y aunque encontramos a nuestros mejores soldados sabemos que éste es un duelo, un cara a cara; así  que tratamos de ponerlos a salvo ¡y cómo no! si son nuestros mejores hombres. Continue reading “El Tornado”

¿Un poco de amistad o un poco de amor?

Todas las personas en algún momento de la vida tuvimos un mejor amigo del sexo opuesto; pudo ser en la niñez, en la adolescencia o en la edad adulta. Ese mejor amigo/a se convierte en la persona perfecta para acompañarnos en las “decisiones” más trascendentes de nuestra vida – o eso creemos en el momento – ; en el caso de las mujeres ellos están para guiarnos e indicarnos cuando estamos metiendo la “pata” sobre todo en lo concerniente al amor y desde el lado de los hombres las mujeres somos sus orientadoras y asesoras de moda. El punto de vista del género opuesto siempre es bien recibido. Continue reading “¿Un poco de amistad o un poco de amor?”

No soy tu mamá 

No soy tu mamá pero tú estás muy cerca de ser mi hijo; tu amor y tu presencia me llenan profundamente. Desde que nos vimos supe que por ti me perdería y desde ese día hasta hoy te has convertido en el centro de mi vida, conozco tu mirada cuando estás feliz y no hace falta que me digas cuando algo te perturba, sé lo que te gusta y lo que detestas hacer; sé cuando dices la verdad y sé muy bien cuando exageras y es que nuestro vínculo es tan grande que no necesito que tengas mi misma sangre para verte como mi hijo, tus virtudes las pongo en un altar y tus defectos para mi no existen, los ahijados son los hijos espirituales que Dios nos entrega así que me limito a amarte desde el alma.

Continue reading “No soy tu mamá “

El alma más bonita la tienes tú

Cuando tengo un problema me escuchas aunque no sea tu voluntad, te acuestas conmigo y estás atenta a mis latidos. Estas pendiente de mis llegadas y siempre me das una calurosa bienvenida y  cuando demoro en llegar tu no puedes descansar, ni hablar de comer hasta que sepas que todo está en orden y cuando por fin vuelvo a casa no me libro de tus lamentos y regaños. Continue reading “El alma más bonita la tienes tú”

Cápsula del tiempo

Pequeñita, hay tanto que tengo que decirte y recién en 6 años podrás leerlo y quizás unos 9 más en entenderlo. Continue reading “Cápsula del tiempo”

Gabu, mi Ángel de la Guarda

Desde siempre me he sentido identificada con lecturas concernientes a espiritualidad, mi deseo de conocer los matices de mi alma siempre ha sido un punto importante para mí. He indagado el corazón de distintas religiones, en unas me he sentido más identificada que en otras, comparto el sentimiento de búsqueda interior que posee la cultura Budista Tibetana, soy ferviente admiradora de la sabiduría del Dalái lama y aunque esa religión me apasiona porque es tan amplia e interesante soy fiel a los principios y creencias católicas que es la iglesia a la que pertenezco, me llama muchísimo la atención vivirla y comprenderla, no voy a negar me parece un poco complejo entenderla y es que mi religión habla claramente de no emplear la lógica sino simplemente tener fe y esto es suficiente para cualquier católico porque la fe se siente y aunque no tienes garantías de nada simplemente sabes que es cierto y confías plenamente. Eso es lo que siento al pensar en mi ángel de la guarda, no lo he visto pero puedo decir que se ha hecho sentir y que ha hecho su presentación ante mí durante todos estos años.

Continue reading “Gabu, mi Ángel de la Guarda”

Una carta al cielo

¿Cuanto tiempo ha pasado? la verdad no tengo idea, me concentré en no llevar la cuenta del número de palabras que no nos hemos dicho, de cuantos días no nos hemos vuelto a ver; calculo que son unos 7 años que en realidad parecen 100. Continue reading “Una carta al cielo”

El mañana te enseña lo que hoy no comprendes

Tantas veces he dicho:  – esto no me lo merecía, ¿por qué sólo a mí me suceden estas cosas? – en ese momento siento que si existe una nube de azufre seguramente está posada sobre mí, me contento pensando en la frase “todo sucede por algo” y aunque no encuentro ninguna revelación por el momento, me aferro a ese pensamiento. Continue reading “El mañana te enseña lo que hoy no comprendes”